Elegía a Nacho San Juan

enero 28th, 2014  |  Publicado en Vitae Est  |  5 Comments

En Madrid, hoy ciudad plúmbea de ánimas andantes, más que nunca fría y distante, ha muerto mi amigo y socio Ignacio San Juan Delgado, a quien quería. La muerte le sorprendió en un recodo del camino mientras peregrinaba esta vida con sus solo cuarenta y un años, que no son más que cuarenta y un pasos de andadura, apenas la parte final del comienzo del camino. Temprana y traicionera emboscada la del destino en forma de accidente de tráfico, socio; ahora que andábamos, como desde hace más de ocho años juntos, ahora que sabíamos que después de pasar por mil y una circunstancias andaríamos siempre juntos, porque eso es la amistad, hacer camino y andar juntos sin más,  sin  reproches, desnudos con la verdad, tal como éramos y seremos siempre ya.

Mi credo me dice  la muerte no es el final, y es cierto aunque no se traspase ese umbral, porque siempre estarás conmigo Nacho y con el tiempo, Dios quiera que en esta ocasión sea tarde amigo, perdona la impuntualidad que tan mal te sentaba, nos volveremos abrazar, riendo y cantando, disfrutando el uno del otro ya sin prisa, sin proyectos que arrancar,  contabilidad  ni plan financiero que implementar porque ya habremos llegado, -querido amigo-, a nuestro destino final, con nuestras familias, padres y hermanos, amigo Nacho, los que no te olvidan y te conocimos, te queremos, y te tendremos por siempre jamás porque eres parte de nosotros.

Gracias amigo y socio por todo, esta vida no es suficiente para devolverte todo lo que has dado, nos desquitaremos tarde o temprano de esta ausencia momentánea,  y no te quepa duda que volveremos a caminar como siempre juntos, aunque ya no estés aun estando, en este mundo distinto por mucho que te recuerde cantando: “la vida sigue igual”.

Responses

  1. Jose Manuel OLiva says:

    enero 29th, 2014 at 18:06 (#)

    Querido José Juan, preciosas y cálidas palabras que seguro Nacho ya está leyendo ahí arriba y riéndose con esa socarronería que sólo él sabía hacer.

    Nacho siempre estará aquí y su recuerdo siempre vivo entre nosotros.

    Un tío grande!!!

    Un fuerte abrazo para todos vosotros y para lo que necesitéis, no tienes más que llamarme

  2. Cristóbal San Juan says:

    enero 30th, 2014 at 7:58 (#)

    Muchas gracias José Juan, por plasmar con palabras lo que estas viviendo tras la pérdida de mi hermano Nacho, ya que yo al menos con palabras soy incapaz de expresar el inmenso dolor y vacio que siento con su ausencia. Solo encuentro un pequeño alivio sintiendo que está y estará por siempre jamás al lado de los que nos quería animándonos día a día,a continuar……………….

    Un fuerte abrazo y gracias a todos por las muestras inconmesurables de cariño que hemos recibido toda la familia.

  3. Antonio Hurtado de Mendoza García says:

    enero 31st, 2014 at 6:26 (#)

    José Juan, antes de escribir este post he leído tres veces tu elegí-a, pues está cargada de sentimientos y con una lectura, claramente no es suficiente.

    Con un papel secundario puedo decir que era único, que lo echaremos mucho de menos y que sin duda, desde el Grupo Lefebvre – El Derecho no le olvidaremos nunca. Nos trajo ilusión, cuando la perdimos; nervio, cuando nos relajamos; piropos, cuando los necesitamos; y principios, por si los olvidamos en algún momento de este camino.

    Nachete, como decía su amigo en La Almudena, era único, la caña, no te dejaba indiferente. Ahora sólo deseamos no fallar en el testigo que Gonzalo nos lanzó.

    Gracias por las bellas líneas y mucho ánimo con el duelo.

    Antonio

  4. Gonzalo San Juan says:

    febrero 1st, 2014 at 14:57 (#)

    Querido José Juan/queridos todos,

    Uno intuye que está rodeado de personas grandes, pero fruto de la esencia humana no constatamos dicha grandeza hasta que dichas personas desaparecen.

    Pues bien, en el caso de Nacho (mi hermano pequeño), yo olía su grandeza especialmente desde hacía unos cuantos meses, pero ahora soy consciente analizando, observando, y escuchando todo lo que he analizado, observado y escuchado en los últimos días…..que Dios ha decidido (fruto de su sabiduría) llevarse a uno de los grandes antes de lo que a todos nos hubiera gustado….pero es que Dios también quería disfrutar de él de una forma, si cabe, “más próxima/cercana”

    José Juan, gracias de corazón por todas y cada una de las letras que has escrito sobre Nacho !

    A todos…….no nos dejemos arrastrar por la miseria humana, y tengamos siempre muy presentes/aprendamos aquello que de Nacho nos haga ser mejores….y hay mucho de donde elegir !

    Fuerte abrazo para todos, y un beso y un recuerdo eterno para Nacho……mi hermano, mi amigo !
    Gonzalo

  5. ilich says:

    febrero 25th, 2014 at 9:30 (#)

    Mi felicitacioón un buen redaccion . Felicidades de nuevo.